Publicidad

Analistas señalan que la evolución del dólar blue será clave en la agenda de los proximos días .

                         

   Alertan que si el 27 de octubre el “blue” está a menos de $10, el Gobierno habrá logrado un empate y sobrellevar, con esfuerzo, las presiones que desde hace meses vienen ejerciendo los desajustes de algunas de las principales variables económicas.

La conclusión surge del convencimiento de que en el trascurso de estos días son escazas las variaciones que se han efectuado, especialmente en materia cambiaria.

Un reciente informe de la consultora Empiria define el futuro cambiario en cuatro puntos, los dos últimos a modo de especulación:

  • • Una devaluación brusca es muy improbable. No está en el ADN del Gobierno (a lo sumo podría intentar una suba más rápida del dólar oficial).
  • • No habrá relajamiento del cepo cambiario: seguirá la caída de reservas en 2014 y 2015 ,y eso no deja márgenes para atenuar los controles.
  • • Podrían sumarse mayores restricciones al turismo (con límites de compras con tarjeta en el exterior, como en Venezuela).
  • • Se especula con el desdoblamiento cambiario: bajo, para el agro e importaciones básicas, y alto, para atesorar, girar divisas, importaciones suntuarias. Y una mejora del tipo de cambio sobre los productos regionales.

Respecto del último punto la Presidenta, en varias oportunidades, descartó la posibilidad de un desdoblamiento (aunque el mercado ya lo hizo de hecho) pero eso dependería de la necesidad de divisas que tenga en el futuro.

En un contexto en el que no se esperan medidas sorpresivas, el Gobierno avanzó en decisiones clave respecto de los pagos de deuda al exterior y la posibilidad de seguir consiguiendo financiamiento del Banco Central.

De esta manera, y después de que el Central ya haya emitido generosamente este año unos $ 80.000 millones para financiar al Tesoro, se habría abierto una nueva vía para financiar más gasto público en tiempos de campaña.

Mientras tanto, y en medio de una montaña de pesos (los bancos nadan en liquidez), el Central acelera la suba del dólar oficial (va a un ritmo de 28% anual) para no perder terreno frente al paralelo (ayer en $9,05) ni a Brasil, que en el año ajustó 15% su tipo de cambio mientras que la Argentina lo hizo al 13%.

Por otro lado, si el Gobierno se resiste a subir las tasas de interés para acercarlas a la inflación (hoy un plazo fijo ofrece 18% y los precios suben 24% en el año), un corrimiento al dólar blue siempre será una amenaza.

Concluyendo, al precio actual del dólar, las divisas que aporta el “yuyo” no alcanzan para garantizar un crecimiento sostenido. Las correcciones son necesarias pero hasta las elecciones la estrategia oficial es la de resistir.

Rating: 2.5. From 1 vote.
Please wait...
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *