Publicidad

Invasion de Importaciones

En términos de dólares, Buenos Aires es cara? si, y casi tanto como en el US$ 1 a $ 1. Y hay indicios que nos dan cuenta de eso: Meses de demora en la entrega de autos 0 kilómetro importados; precios de restaurantes como en Nueva York; falta de stock en locales de ropa; fletes de Brasil que llegan desbordados y salen semivacíos.

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, mientras tanto, amedrenta a importadores y al comercio: que nadie importe, que nadie suba los precios.

La realidad es que como consecuencia del boom del consumo y la falta de inversión, las importaciones empiezan a ganar terreno en una economía en la que el tipo de cambio real se aprecia y encarece los productos argentinos frente al mundo. Según datos del Indec, en los primeros nueve meses del año, las importaciones crecieron a un ritmo del 46% anual, mientras que las exportaciones avanzaron al 24%.

Por efecto de la inflación local, la relación de competitividad con Brasil es de 2 a 1 (hace un año era de 2,5 a 1) a favor de la Argentina, mientras que con EE.UU. ya es de 1,18 a 1. Por ello, pese a que en la práctica importar no es una tarea fácil por los controles del Gobierno y la imposición de licencias no automáticas para una gran cantidad de productos, cuando se logra pasar la Aduana, lo extranjero hoy es muy competitivo frente a lo nacional.

Si bien la mirada esta puesta en el superávit comercial, es decir el saldo que le queda al país entre los productos que vende al exterior y los que compra, la inflación termina incentivando las importaciones.

Gran parte del incremento de las importaciones (el 83%) responde a un aumento del ingreso de bienes intermedios, suministros industriales y piezas y accesorios para bienes de capital, todos usos relacionados con la industria. En cambio, tienen escaso peso relativo los bienes de consumo:juguetes, calzado, electrónica, textiles o alimentos.

Debido a que el promedio de la industria argentina está trabajando por encima del 75% de su capacidad instalada,ante un consumo sostenido, varios sectores comienzan a importar para hacer frente a una demanda que cada vez es mas exigente.

De no ser por el impulso de la industria automotriz y metalmecánica, destacan los economistas consultados, el crecimiento de la producción industrial local es moderado e incluso bajo. Debido a que la economia no tiene inversion estructural, aumentan las importaciones. Más que un modelo productivo, el de la Argentina es un modelo de consumo. Y cuando el consumo no arrastra inversión doméstica, hay importación, segun las consultoras especializadas en comercio exterior.

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *