Publicidad

Bicicleta Cambiaria – Bicicleta Financiera

En tiempos donde el mercado cambiario se encuentra tumultuoso, es el momento donde mucha gente se enriquece mediante la bicicleta cambiaria.

Cuando la brecha entre el dolar oficial y el dolar paralelo se agranda, o cuando aparecen mayores controles sobre los compradores, o simplemente cuando se interviene el mercado, los operadores cambiarios sacan a relucir toda su bateria de artimañas para armar su propia bicicleta cambiaria. Hay varias bicicletas cambiarias que se utilizan hoy en dia.

La primera, la que utilizan los grandes jugadores del mercado, es la que ya mencionamos en otras oportunidades: se realiza la compra de dolar futuro en la plaza local, por ejemplo en el rofex, que se encuentra subsidiado por el BCRA, y simultaneamente se vende en la plaza de New York, a precios de mercado, donde no llegan los controles del Banco Central, a traves de los NDF. Hoy en dia, esto reporta alrededor de un 15% de ganancia inmediata, por el solo hecho de la compra-venta de la divisa.

Otra bicicleta financiera es vender hoy los dolares, efectuar un plazo fijo con esos pesos, y sinultaneamente recomprar a futuro los dolares inicialmente vendidos. La ganancia es el resultado que se obtiene por la tasa de interes del plazo fijo menos los costos por la compra y la venta de dolares. Incluso se puede obtener mayor ganancia si se vende el dolar en el mercado informal.

Por ultimo, tenemos el dolar “contado con liqui”, que es el que surge de operaciones en las que se triangulan pesos, bonos y dólares. La diferencia con el oficial marcaría fuga de divisas.  El manejo seria el siguiente: con pesos se compran a un tenedor local bonos en dólares depositados en el exterior y así se saca dinero de la Argentina. Cuando el precio está cerca del dólar mayorista, es porque hay ingreso de divisas. Por el contrario, cuando se separa, hay fuga de divisas.

En fin. Hecha la ley, hecha la trampa. Siempre ha sido asi y siempre lo sera.

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *