Publicidad

Lluvia de dolares y sus consecuencias

d3

En la Argentina de 2010 varios economistas coinciden en que la frace “lo que abunda no daña” no siempre es positiva y le encuentran objeciones a esta sentencia.

Indican que el ingreso masivo de dólares a partir de la cosecha y de los capitales financieros genera turbulencias en la política monetaria y termina impactando colateralmente en la inflación.  Hoy, la principal inyección de divisas proviene del comercio exterior,  los ingresos de dólares por las exportaciones de productos primarios totalizan US$12.600 millones en los primeros 9 meses del año, esto es un 70% por encima de la cifra de igual período de 2009.

La otra vía que trae fondos al país es la situacion financiera internacional, ya que con tasas de interés bajas en el mundo desarrollado, los capitales vuelan hacia los mercados emergentes en busca de mejores rendimientos.

Segun el jefe del Banco Ciudad, Maximiliano Carrillo Castillo “Parte del ingreso de dólares se debe a la hiperliquidez global financiera. La baja de la tasa de interés en Estados Unidos genera un flujo de capitales hacia los mercados emergentes que está presionando sobre las moneda”.

Como ya hemos mencionado en otras oportunidades la Argentina se ha convertido en una plaza atractiva porque hay una expectativa de un tipo de cambio fijo. Los rendimientos en pesos se traducen a rendimientos prácticamente iguales en dólares.

Los dólares que ingresan por el comercio exterior ya no salen por la otra ventanilla porque las tasas que se ofrecen acá son atractivas a pesar de los problemas de competitividad.

El Banco Central sale a comprarlos para evitar una apreciación del peso. Para poder hacerlo, emite pesos y esto amplia la base monetaria. A su vez, la entidad lanza al mercado títulos para esterilizar los pesos que pone en circulación por esta vía. Sin embargo, el círculo no es hermético y parte de la emisión de pesos se suma a la moneda circulante y termina impactando en la inflación. Por ello es que podemos afirmar que el ingreso de dólares tiene un impacto monetario directo que surge como el primer problema relacionado con la abundancia.

El Gobierno tiene dos frentes: la inflación y la entrada constante de dólares. Ese ingreso masivo de dólares también se da en Brasil y empuja la cotización del real. Pero en el corto plazo en ninguno de los dos países se estaría dando una devaluación.

Si bien hay multiples opiniones respecto a como sera la situacion respecto al tipo de cambio en el proximo año, lo que podemos concluir es que hoy el mercado está anticipando un cambio de gobierno y eso ayudaría a la estabilidad de tipo de cambio. La Argentina tiene una buena expectativa de crecimiento para este año y el próximo, con cuentas externas relativamente abultadas. Esto da certidumbre de que el tipo de cambio va a poder ser manejado sin ningún tipo de problema

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *