Publicidad

Comprar Dolares a traves de la tarjeta de credito

Existe un cierto temor en el sector de tarjetas de credito a cada medida que el Gobierno está adoptando para endurecer las restricciones del mercado cambiario. Las trabas al dólar hicieron que, por primera vez, gasten más los argentinos afuera que los extranjeros aquí.

El Banco Central otorgo un dato que en los primeros cuatro meses de 2012, el gasto en tarjetas de crédito en el exterior se duplicó respecto del mismo período de 2011. En febrero y marzo, el promedio fue de US$ 304 millones, contra US$ 179 millones de los mismos meses del año pasado, según la gerencia de análisis de coyuntura monetaria del BCRA.

Antes de las medidas de la AFIP, los clientes de tarjetas de crédito consumían en el extranjero entre un 20% y un 30% del límite de compra, mientras que a partir de los controles, el porcentaje creció a entre un 80% y 100%. Para poder estar en condiciones de pagar los saldos de la tarjeta durante las vacaciones, los ahorristas sacan cada vez mayor cantidad de préstamos personales.

El último dato disponible es el del 11 de mayo, que exhibió un gasto en el exterior de US$ 300 millones; un año atrás, la cifra se ubicaba en US$ 160 millones.

La explicación unificada de analistas económicos y calificadas fuentes del sector es que este aumento se debe exclusivamente a las trabas para acceder a las divisas físicas, desde fines de 2011.

De hecho, este año, por primera vez, hay más gastos en tarjetas de argentinos en el exterior que de extranjeros en el país.

Resulta lógico que la gente que viaja al exterior reemplace con los plásticos su fuente de recursos para poder pagar sus gastos si no cuenta con los billetes; pero comunicaciones informales que recibieron algunos bancos por parte de funcionarios nacionales reflejan que este incremento provocó algún llamado de atención. Desde el Banco Central lo relativizaron.

Efectivamente hubo un aumento, pero dentro de la lógica del contexto; a la vez, siempre los meses de enero y febrero muestran picos estacionales.

El adelanto depende del nivel de ingreso que tenga la persona. En un banco que apunta al segmento premium cuentan que el límite promedio de compra con crédito de sus clientes VIP es de $ 35.000 mensuales (esta cifra corresponde a 2,5 veces el ingreso por mes en blanco). Y un 20% de ese monto es el que otorgan como giro en descubierto. Por lo tanto, la persona puede sacar $ 7.000 en efectivo y gastar otros $ 28.000 por tarjeta, ya que al monto por adelanto se le descuenta al límite de compra.

Podemos decir que es una manera de comprar dólares baratos, ya que la persona saca plata adelantada, ya sea en dólares o en la moneda del país donde está de visita, como si se tratara de un préstamo, y la paga al mes siguiente en pesos, al cambio oficial”, cuentan desde una entidad financiera donde prefirieron el anonimato. El adelanto depende del nivel de ingreso que tenga la persona.

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *