Publicidad

Dolar puesto en el exterior

El precio del dólar que surge de las operaciones de fuga de capitales llegó ayer a los 6,71 pesos, nuevo máximo histórico. El dolar blue avanzó a 5,96 pesos en el mercado paralelo, y quedó en 4,52 pesos en pizarras de bancos y casas de cambio de la city porteña.

De todas maneras, ese precio visible y público existe en realidad solo para las empresas importadoras que logran la autorización de la AFIP para adquirir esas divisas.

La trepada del “contado con liqui” se explica porque se amplió la diferencia entre el precio en dólares de los bonos argentinos y los que cotizan en pesos. Ayer fue un día particularmente duro para los títulos de la deuda, que sufrieron, en dólares, caídas de hasta el 3,6% (Boden 15). Pero ese mismo papel, en pesos, bajó sólo 1,91%.

Algo parecido ocurrió con el Boden 2012. Valía 6,58 pesos en la Bolsa porteña y 0,98 dólares se pagaba en Nueva York. De ambos precios surge el precio “contado con liqui” de 6,71 pesos.

La diferencia entre el dólar puesto en el exterior se amplió así al 48% contra el que se ofrece en el mercado mayorista formal.

La demanda de dólares no cesa pese a los esfuerzos de “pesificar la economía” con la que insiste el Gobierno. Sin embargo, en el mercado formal el volumen sigue declinando. Ayer se negociaron 275,1 millones de dólares en el mercado de contado (spot) y 93,5 en el de futuros. El Banco Central no intervino con compras, señalaron operadores.Las reservas cayeron así 1.288 millones de dólares desde el 28 de octubre de 2011, cuando el Gobierno comenzó a aplicar un corset cambiario con el que fue restringiendo la compra de dólares.

“Con un mercado que se encogió demasiado del lado vendedor y una demanda de privados que se ha mantenido e, inclusive, incrementado rueda tras rueda, sus mínimas ventas permiten que el dólar siga aumentando en forma pausada y permanente según el ritmo que el Banco Central determine”, señaló Claudio Burelli, de Puente Hermanos, en relación con la intervención del Banco Central.

La merma en el ingreso de divisas desde el sector agroexportador y la sostenida demanda privada dificultaban al Banco Central continuar con su proceso de acumulación de reservas internacionales.

Las compras del Banco Central ascendían a unos 6.800 millones de dólares en lo que va del año y 220 millones en junio, pero las reservas internacionales sólo subían unos 70 millones de dólares en el año y cedían 579 millones en el mes, hasta los 46.299 millones informados ayer por la entidad monetaria.

 

No votes yet.
Please wait...
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *